El embarazo psicológico en perras

Aunque a muchos propietarios de perros les pueda parecer una rareza, el embarazo psicológico en las perras es una afección más común de lo que parece.
El embarazo psicológico de las perras es una patología que consiste tal y como su nombre indica en la creencia que tienen algunas perras de estar embarazadas, llegando a tener síntomas auténticos del embarazo.
¿A qué se debe el embarazo psicológico? ¿Cómo se debe asistir a una perra con embarazo psicológico? ¿Qué supone para el animal esta patología?

¿Por qué se produce el embarazo psicológico en perras?
Lo más habitual es que el embarazo psicológico se produzca en perras no fecundadas, que ya han pasado la pubertad, y puede producirse más de una vez en la vida de algunas perras.
Científicamente se ha estudiado que el embarazo psicológico suele provocarse por una bajada de la progesterona de la perra junto a un aumento de la prolactina, que después de la ovulación puede provocar los síntomas del embarazo.


Síntomas del embarazo psicológico en perras
Los principales síntomas del embarazo psicológico son idénticos a los del embarazo, la barriga se empezará a hinchar y la perra producirá algo parecido a la leche materna, aumentará de peso y se volverá más mimosa, aunque en determinados momentos se pondrá muy nerviosa, al igual que en un embarazo normal, pero con comportamiento extraños como buscar peluches y cuidar de ellos como si de sus hijos se tratara, pero será la visita al veterinario la que definirá definitivamente si está embarazada o es psicológico.


¿Qué complicaciones puede tener la perra? ¿Cómo ayudar en un embarazo psicológico?
Lo primero que hay que tener en cuenta es que al tratarse de un proceso natural, por lo que no hay que preocuparse en exceso ya que en unas semanas todo habrá pasado. Hay veterinarios que opinan que es conveniente cambiar las horas de comida, paseo,… para sacar al animal del rol adquirido, aunque muchos otros veterinarios prefieren no cambiar el comportamiento del hogar para que todo vuelva de forma natural a su estado habitual.
El único problema al que estará expuesta la perra será la posibilidad de tener mamitis, pero el tratamiento es simple gracias a alguna crema que te facilitará tu veterinario de referencia.


Facebook Twitter Youtube
Nosotros | Privacidad | Aviso legal | Mapa del Sitio
Si usted tiene problemas para acceder a esta página debido a una falla, por favor póngase en contacto con info@bihomedis.com
Copyright © 2018 BIHOMEDIS - Todos los derechos reservados